+34 638 234 600     info@limpiezaporhoras.com

Cómo prevenir la humedad en casa

Trucos-de-limpieza-para-prevenir-moho-en-las-paredes

La humedad: Causas y consecuencias

Con el paso del tiempo y la escasez de la limpieza, a veces la humedad se apodera de nuestros hogares

La humedad y el moho pueden aparecer en cualquier rincón de casa, pero el baño y la cocina son los principales lugares donde habita este indeseable huésped.

Cómo identificar el moho en las paredes

El moho en las paredes es bastante fácil de identificar. Su forma más común es en motas negras muy cercanas entre sí, que además pueden aparecer en grupo de manera asimétrica por una pared, así como también en techos y marcos de puertas y ventanas.

En la mayoría de ocasiones, la aparición de moho en las paredes se da en las zonas donde hay menor ventilación y mayor humedad, como los baños y las cocinas, aunque no es exclusivo de estas estancias.

Moho en las paredes: Problemas estéticos

La apariencia del moho en las paredes y en otras superficies ocasiona problemas estéticos. A primera vista ofrecen una imagen poco atractiva, que puede deslucir cualquier intento de decoración de interiores.

Pero también puede afectar por extensión al mobiliario cercano, lo que deteriora los materiales y el aspecto de los mismos. Es decir, que los problemas estéticos se generalizan en toda la habitación donde aparece moho.

Moho-en-paredes-del-baño

Moho en las paredes: Problemas de salud

El aspecto estético del hogar siempre es importante para sentirse a gusto y cómodo, pero lamentablemente el moho en las paredes tiene otras consecuencias más graves, puede afectar a la salud.

El moho es en realidad un hongo, es decir, un ente vivo que puede afectar a las personas que viven en ese hogar. De hecho es especialmente peligroso tanto para niños como para personas mayores, así como para cualquiera que tenga problemas respiratorios o un sistema inmunológico debilitado.

Causas por las que aparece el moho en las paredes

Las humedades en el hogar son la principal razón por la que puede aparecer moho en las paredes. En muchos casos la falta de ventilación, unida al aumento de temperatura y la existencia de vapor generan una atmósfera de elevada humedad, en la que el moho puede florecer en apenas horas.

El origen de estas humedades en el hogar puede ser muy variado. Las humedades por condensación son también frecuentes en baños y cocinas. Se producen cuando hay un contraste notable entre la temperatura interior de la vivienda y la exterior.

Prevenir moho en las paredes

Una solución definitiva para prevenir el moho en las paredes es el tratamiento de aislamiento térmico. Con esta solución, la vivienda consigue aislar en el interior la temperatura adecuada para evitar el contraste que puede motivar las humedades por condensación, entre otras ventajas.

Por ejemplo, también nos permitirá disfrutar de un mayor ajuste del aire acondicionado o la calefacción interior. No sufriremos pérdidas de temperatura y, por tanto, tampoco necesitaremos incrementar ninguno de estos sistemas.

Con una calefacción interior equilibrada a la temperatura idónea, también evitaremos la aparición de humedades, por lo que el aislamiento térmico nos ayuda tanto directa como indirectamente a prevenir el moho en las paredes.

Prevenir-moho-en-las-paredes

Remedios caseros para combatir la humedad

  1. Una opción es que disuelvas bicarbonato de sodio en agua.  Cuando lo pulverices sobre las juntas de baldosas del baño, frota con un viejo cepillo de dientes, o el cepillo más pequeño que tengas a mano y veras como el blanco volverá a la superficie en pocos minutos.
  2. También puedes utilizar vinagre para que el lavabo vuelva a ser blanco. Aplícalo directamente en las zonas afectadas y déjalo actuar un rato. A continuación frota con energía y te sorprenderá el cambio.
  3. Puedes utilizar agua oxigenada para la humedad más incrustada. Elimina las bacterias sin peligro de intoxicación. Pulveriza sobre la superficie afectada y deja actuar aproximadamente un cuarto de hora, después frota con un cepillo. De esta manera, no sólo desaparecerá el moho sino que además habrás eliminado toda clase de bacterias no deseadas.
  4. Si te gusta limpiar con lejía o amoniaco, recuerda que nunca se deben de mezclar estos dos productos. Sus componentes químicos pueden provocar gases nocivos, y tan bien restan brillo a suelos y baldosas.

La humedad es un problema muy común en cualquier hogar, si ya has probado remedios caseros y no funcionan lo mejor es que llames a un profesional de la limpieza para que tu casa este limpia y sin humedades.

Te recomendamos que visites nuestro blog para descubrir otros novedosos trucos que te ayudarán limpiar el hogar.

Si te ha gustado el artículo, ¡compártelo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hey! Eres un maniático de la limpieza?

Descubre nuevos trucos a través de nuestra newsletter

Prometemos no enviar SPAM 🙂 🙂


* campo obligatorio